Virus Zika y el embarazo

 

El virus Zika, también conocido como ZIKAV o ZIKV, proveniente de África, es causado por la picadura de un mosquito y se cataloga como un arbovirus, que son aquellos que animales invertebrados como zancudos y garrapatas le transmiten al ser humano.

En el caso del virus Zika, la infección se caracteriza entre otros síntomas por:

  • Fiebre
  • Exantema (manchas rojas en la piel)
  • Dolor muscular, cabeza, articular o artritis
  • Conjuntivitis

El cuadro se inicia de manera aguda, luego de 2 a 7 días de haber sido picada la persona por un mosquito infectado, y dura menos de una semana. En la gran mayoría de los casos se presenta con síntomas leves. De hecho, sólo uno de cada cuatro infectados desarrolla síntomas.

Tratamiento: No existe una vacuna ni tratamiento específico de la enfermedad, por lo que actualmente sólo se tratan sus síntomas.

Virus Zika y el embarazo

No se han dado cuadros de Zika de mayor gravedad en embarazadas. Sin embargo, se ha observado una asociación entre los de casos de Zika con el incremento de malformaciones en recién nacidos, se están estudiando las características de esta asociación, generándose una relación de causalidad con la infección por virus Zika durante el primer y segundo semestre del embarazo con el desarrollo de microcefalia (desarrollo insuficiente del cráneo). Si bien se requieren más estudios para confirmar esto, la evidencia actualmente existente apoya fuertemente dicha hipótesis.

Recomendaciones a las embarazadas:

Las embarazadas deberían considerar evitar viajes innecesarios a zonas de circulación de virus Zika.
En caso de un viaje impostergable a zonas con circulación de virus Zika se recomienda:

  • Como medida de precaución expertos recomiendan en el caso de las embarazadas sexo seguro con uso de preservativo o abstinencia durante todo el embarazo, con personas que provengan de localidades con casos.
  • Consultar a su médico respecto de los riesgos.
  • Extremar las medidas de prevención ambiental e individual, para evitar ser picadas por mosquitos.
  • Ante los casos confirmados de transmisión sexual de Zika, se recomienda a la población sexo seguro con uso de condón o abstinencia.

No existe evidencia de restricción de uso de repelentes en embarazadas; sin embargo, se deben usar según instrucciones del producto.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *