Nosotros

¿Por que Cram?

PORQUE SOMOS UN EQUIPO CERCANO E INTEGRAL DE ESPECIALISTAS EN MEDICINA REPRODUCTIVA, DONDE GUIAMOS Y ASESORAMOS A MUJERES SOLAS Y PAREJAS A CONCRETAR EL ANHELADO SUEÑO DE SER PADRES.

Sabías que…

  • La fertilidad en la pareja, cuando ambos tienen más de 35 años estadísticamente tienen las menores tasas de embarazo
  • Entre los 33 y 35 años la mujer pierde entre el 40 y el 50% de sus óvulos ( al igual que otras células del cuerpo ), lo que hace más complejo el poder quedar embarazada.
  • La mujer a los 36 años comienza a presentar cromosómicamente entre un 60 y 70% de óvulos dañados, pero sabías que una mujer puede postergar perfectamente la maternidad si congela sus óvulos antes de los 35 años? permitiendo optar a ser madre después de los 40 años incluso si está en proceso de climaterio.
  • Visita nuestro centro de fertilidad e interiorízate mas acerca de congelación de óvulos, evaluación de la edad de tus ovarios, estudio de tratamientos complejos de fertilidad con la más alta tasa de resultados.

Palabras de Nuestros Especialistas

«Aenean sollicitudin, lorem quis auctor, nisi elit consequat ipsum, nec sagittis sem nibh id elit. Duis sed odio sit amet nibh vulputate cursus a sit.»

Dr. Carlos Henríquez B

Ginecólogo Infertólogo

«Aenean sollicitudin, lorem quis auctor, nisi elit consequat ipsum, nec sagittis sem nibh id elit. Duis sed odio sit amet nibh vulputate cursus a sit.»

Dr. Felipe Acevedo S.

Ginecólogo Infertólogo

«Aenean sollicitudin, lorem quis auctor, nisi elit consequat ipsum, nec sagittis sem nibh id elit. Duis sed odio sit amet nibh vulputate cursus a sit.»

Dr. Cristian Campos

Ginecólogo Infertólogo

Embarazo después de los ’40

Actualmente hay muchas mujeres que postergan su embarazo, ya sea por razones laborales o simplemente por priorizar otros proyectos personales.

De acuerdo a estudios, a nivel latinoamericano, Chile es uno de los países que mayor tasa de mujeres con embarazos de mujeres a los 35 años, o más.

Sin embargo, un embarazo después de esta edad implica ciertos riesgos tanto para la madre como para el bebé, que es necesario tener en cuenta.

Algunos de los riesgos son:

  • Desarrollo de de enfermedades como la hipertensión y la diabetes, que pueden desencadenar cuadros de diabetes gestacional o preeclamsia.
  • Después de los 35 años, los especialistas señalan que la tasa de aborto y/o partos prematuro son mayores.
  • Mayores posibilidades de alteraciones genéticas, tales como el Síndrome de Down, debido a causas asociadas a que los óvulos a esta edad estén defectuosos o no son viables.
  • Mayor frecuencia de partos por cesárea, debido a los riesgos que implica un parto natural.

Gracias a los avances médicos, los embarazos en mujeres de 40, o incluso, 50 años ya no son algo impensado. Por una parte, existe la posibilidad de congelar óvulos, y por otra, la donación de óvulos.

Ante este escenario, sólo es importante recordar los cuidados y la constante asistencia ginecológica que requiere una decisión como esta.

Embarazos de alto riesgo

Los embarazos de alto riesgo son aquellos que pueden representar mayores complicaciones tanto para la madre como para el bebé.
De esta manera, ya sea por factores médicos o ginecológicos ya existentes, así como complicaciones espontáneas que se presentan durante el embarazo, existe un mayor riesgo de mortalidad asociado.

Alguno de los síntomas que le deben alertar, y hacer acudir inmediatamente a su médico, son:

  • Sangrado vaginal
  • Dolor de cabeza persistente
  • Vómitos, mareos o vértigo
  • Dolores de estómago
  • Ausencia de movimiento por parte del feto (en el último trimestre)
  • Pérdida de líquido por la vagina

¿Qué factores de riesgo existen antes y durante el embarazo?

  • Enfermedades crónicas: mujeres con diabetes, hipertensión, obesidad, hipo-hipertiroidismo, enfermedades inmunitarias, trastornos mentales o problemas cardiacos.
  • Edad: menos de 15 años, o sobre los 40.
  • Estilo de vida: tabaquismo, alcoholismo, consumo de drogas.
  • Peso: muy bajo, o con sobrepeso.
  • Desprendimiento de placenta: ocurre cuando la placenta se separa total o parcialmente, produciendo una hemorragia que pone en peligro al feto.
  • Embarazo ectópico o intrauterino: se produce cuando el óvulo fecundado se implanta fuera del útero.
  • Diabetes gestacional: aparece durante el embarazo cuando suben los niveles de azúcar en la sangre.
  • Eclamsia o preclamsia: tipos de hipertensión arterial del embarazo que se presentan después de la semana 20 de gestación.
  • Placenta previa durante el embarazo: colocación anómala de la placenta, que bloquea total o parcialmente el cuello del útero.
  • Retraso en el crecimiento intrauterino: ocurre cuando el feto no se desarrolla de acuerdo a lo estimado.
  • Incompatibilidad de las sangres del bebé y la madre
  • Embarazos Múltiples
  • Mucho o poco líquido amniótico