¿Qué es el seguimiento folicular y Coito Programado?

El Coito Programado es una de las técnicas de reproducción más simples que se recomienda a parejas que no tienen diagnosticada esterilidad o que presentan infertilidad de origen desconocido.
El Coito Programado busca la optimización de la ovulación de la mujer y su sincronización con las relaciones sexuales, de modo que se aproveche el momento de mayor fertilidad para aumentar las probabilidades de concepción.

Se recomienda en casos de mujeres con:

  • Ovulación deficiente o irregular
  • Que la permeabilidad tubárica esté en buenas condiciones,
  • El semen del hombre presente unos parámetros normales.

También se emplea cuando, por motivos morales o religiosos, la pareja no quiere recurrir a técnicas de fecundación in vitro o inseminación artificial.

El Coito Programado consiste, por un lado, en mejorar la ovulación natural de la mujer y preparar el endometrio con una estimulación ovárica (De esta forma se pueden fecundar más óvulos y existen más posibilidades de que haya embriones de calidad, aumentando las posibilidades de un embarazo optimo). Por otro lado, determina la fecha de ovulación para indicar a la pareja los días más apropiados para mantener relaciones sexuales.

Existen 2 métodos mediantes los cuales se puede realizar el Coito Programado

Ciclo natural

Sólo se controla el crecimiento folicular mediante ecografías y exámenes de sangre. Cuando la hormona luteinizante, LH, alcanza su punto más alto indica el momento apropiado del coito ya que contribuye al reclutamiento y maduración de ovocitos.

La cantidad de LH se mide en sangre u orina de forma seriada a partir del noveno día de menstruación. Una vez la LH presenta los valores indicados el ginecólogo explica que día es el ideal para el Coito Programado, aumentando las posibilidades de conseguir el embarazo.

Estimulación ovárica

El objetivo de la estimulación es que en el interior de los ovarios maduren varios folículos y se liberen en un mismo ciclo varios ovocitos (célula que se convertirá en óvulo).
La mujer recibe durante 8-14 días una inyección diaria de las gonadotropinas FSH y HMG, dos hormonas que actúan sobre las glándulas sexuales.
Se hacen controles regulares con ecografías y análisis de sangre para controlar el crecimiento y maduración de los folículos. Así se puede determinar el mejor día para el Coito Programado.
El Coito Programados reduce el estrés que causa la espera para un tratamiento y mejoran notablemente la tasa de embarazo en mujeres con ovulación deficiente o irregular. El mayor inconveniente es que la tasa de éxito es baja, menor al 10%.
Es aconsejable probar esta técnica durante 3-4 meses ya que la mayoría de embarazos logrados con este procedimiento se consiguen en los primeros meses.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *