¿Cómo combatirlo durante el embarazo?

Uno de los problemas más habituales que sufren las futuras madres a medida que el embarazo avanza es el #estreñimiento, definido como la excesiva retención de líquido en el intestino grueso y el consiguiente endurecimiento de las deposiciones.

Lorena Castro, matrona de lactancia de #CRAMConcepción te explica las causas de esta dolencia y te entrega algunas recomendaciones para aliviarla.

¿Cuáles son las causas del estreñimiento?

  • El incremento de la hormona progesterona lo que hace más lento el movimiento del alimento a través del sistema digestivo
  • El retraso del vaciado intestinal por la reducción de la motilidad gastrointestinal que provoca la presión que ejerce el útero en crecimiento sobre el recto. (Esto se produce principalmente durante el último trimestre de gestación)
  • El sedentarismo y la alimentación pobre en fibra y agua
  • La suplementación con hierro

¿Cómo podemos combatirlo?

  • Consumiendo diariamente 2 porciones de verduras crudas y 3 frutas con cáscara. Eso sí, teniendo la precaución de lavarlas muy bien antes de consumirlas.
  • Reemplazando el consumo de cereal blanco por cereal integral. (Arroz, fideos y pan)
  • Consumiendo legumbres guisadas o con verduras, en lo posible 1 plato 2 veces por semana.
  • Incorporando salvado de trigo en el desayuno. Mezclado con yogur descremado o disuelto en un vaso con agua.
  • Evitando frituras y prefiriendo preparaciones cocidas al horno o al vapor.
  • Evitando alimentos astringentes como el arroz blanco, el plátano, la zanahoria, el chocolate, la canela y la manzana sin cáscara.

Recomendaciones

  • Beber abundante líquido, ya que una dieta rica en fibra por si sola no acabará con los malestares que produce el estreñimiento.
  • No automedicarse, ya que el uso de laxantes, por más severo que sea el estreñimiento, debe ser prescrito por un médico.
  • Realizar gimnasia prenatal y ejercicio con regularidad, previa autorización médica.

Finalmente, subrayar la importancia de combatir a tiempo este trastorno, ya que el no hacerlo puede causar desagradables hemorroides y serios problemas digestivos. A cuidarse mamitas.

 

Lorena Castro / Matrona de Lactancia

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *