¿Se puede elegir cuando ser madre?

A la hora de pensar en ser padres, se tiende a creer que esta interrogante constituye una preocupación permanente de las parejas, pero en la práctica, sucede justamente lo contrario.

Con mucha pena, día tras día, tengo que explicarle a muchas parejas en mi consulta que, lamentablemente, «llegamos tarde» y que, en definitiva, la mujer ya no cuenta con óvulos de buena calidad para lograr un embarazo.

Muchos, con justa razón, me recriminan airadamente, con gran angustia y mucha rabia, del por qué no se educa masivamente acerca de esta realidad.

Por este motivo, es que insistiré hasta el cansancio en la imperiosa necesidad de educar sobre el concepto denominado #relojbiológico, mecanismo que regula las funciones y las conductas tanto en hombres como mujeres, pero que para el caso particular de la fertilidad notable, incide dramáticamente más en ellas.

Una realidad oculta

Lo cierto es que entre los 33 y los 35 años desaparecen entre un 40 y un 50% de los óvulos por un proceso biológico, no prevenible, inevitable e irreversible, denominado #Apoptosis.

La mal llamada incompatibilidad reproductiva, que en realidad es la dificultad para concebir hijos, ocurre cuando los futuros padres tienen más de 35 años de edad. Eso es exactamente lo que está ocurriendo hoy en día, en los países del primer mundo, cuyos habitantes en edad de procrear dejan la paternidad para después, debido a la profesionalización y ultra especialización de sus carreras u oficios.

Es así que nos encontramos con parejas que deciden postergar su paternidad/maternidad hasta haber satisfecho sus necesidades personales de estudio, vivienda, viajes, estabilidad económica y autorrealización.

Una alternativa válida para poder «reacomodar la procreación», ante este nuevo tipo de parejas, es optar por la #criopreservacion o vitrificación de los óvulos, técnica cada vez más empleada en todo el mundo, principalmente en países desarrollados o en vías de desarrollo como el nuestro, donde las conductas sociales son similares.

Cómo conservar óvulos de buena calidad para una futura maternidad es un tema que se ha instalado fuertemente en las conversaciones cotidianas entre mujeres.

Grandes compañías como Facebook y Apple, plenamente conscientes de esta tendencia sociocultural y las consecuencias que esto produce en sus empleadas, han impulsado políticas para ir en apoyo de la maternidad postergada, aportando hasta 20 mil dólares para la congelación de los óvulos. (Ver noticia)

Convengamos que como país, Chile está muy lejos de concretar una iniciativa de esta índole como política pública, por eso, desde esta tribuna, mi primera contribución es y seguirá siendo esta: educar hasta el cansancio.

Dr. Carlos Henríquez Barrera

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *